Vamos a contar mentiras tralará.

Después de lo sucedido durante estos cuatro meses ¿ tendrán la valentía nuestros políticos de mirarnos a los ojos y decirnos que todo lo que han hecho ha sido por el interés general ? Me temo que sí.

Anuncios

Hoy que me he levantado super alegre y que me he puesto a escuchar ABBA, “Dancing Queen”, me he dicho a mi mismo, Satur, no seas hoy muy cruel con los grandes políticos que tenemos en nuestro país. Hoy se merecen que seas indulgente con ellos, pero después ha saltado la canción de “Take on chance on me”, y me he vuelto a decir, que por qué, por qué tenía que ser indulgente con la peor clase política que ha tenido nuestra democracia. Creo que en la historia de nuestra joven democracia no ha habido nunca tanta ambición personal para llegar al Palacio de La Moncloa. Porque tenemos que tener claro que no hay gobierno en España por ambiciones personales. Que luego no se les llene la boca a ningún cabeza de lista de decirnos que están mirando por el interés general.

Llevamos alternando el gobierno entre PP y PSOE desde que yo tengo uso de razón. Aparecen nuevos partidos políticos Ciudadanos y Podemos y yo personalmente creía que iba a surgir una regeneración a nivel de partidos políticos importante, porque los nuevos parecían que iban a acabar con ese bipartidismo y ese nepotismo de la vieja guardia. Pero se han diluido. Han desaparecido esos sueños y aspiraciones que el pueblo normal, el ciudadano de a pie, el parado, el joven que no ve futuro por ningún lado, vio en personajes tan carismáticos como Albert Rivera o Pablo Iglesias. Personajes que enseguida engancharon mucho y sobre todo con un tipo de ciudadano cansado de las mentiras y de las corrupciones de PP y PSOE.

De hecho los españoles el 20-D votamos por un cambio o al menos quisimos hacerles ver que el bipartidismo se había acabado y que llegaban tiempos nuevos, política nueva y momentos de consenso y diálogo. Pero en el mismo instante que los resultados de las elecciones fueron definitivos y cada uno de los líderes políticos hicieron “su” personal análisis de los mismos, entendí que ellos no habían captado la nueva situación. “El PP ha ganado las elecciones” decía  Mariano Rajoy, pasando por alto que habían perdido unos cuantos millones de votantes. Por su parte Pedro Sánchez aparecía en Ferraz transmitiendo algo que no era real, y también pasando por alto que se habían dejado por el camino otros cuantos millones de votos, casi nada. Que el ciudadano había dado un giro a la situación y que vendrían cambios importantes en la política española. Albert Rivera exultante, creo personalmente que es el único que junto con Pablo Iglesias podían celebrar sus resultados.

Y a partir de ese momento considero que se han vividos momentos esperpénticos. Mentira tras mentira, ambiciones personales, egos, insultos…en definitiva un escenario político lamentable. El escenario era prometedor pero entre todos se los han cargado. Nuevos partidos que prometían un nuevo comienzo. Consenso, diálogo, esperanza para muchas personas que estamos hastiados por la situación de corrupción y de paro que tenemos en nuestro país.

Creo que todos necesitamos y queremos una nueva y mejor forma de hacer política y sobre todo más honesta. Que nos dejen de mentir y si no saben o no pueden entenderse que se vayan, que no creo que se tengan que ir al campo o a los albañiles, con todos mis respetos a estas grandes y duras profesiones. Que sean responsables y tengan alturas de miras y nos dejen tranquilos. Cada vez que veo como los líderes políticos suben al estrado del Congreso de los Diputados a insultarse,  a el  y tú más que yo, sinceramente me pongo a pensar si yo les he votado para eso. Y me dan ganas de no ir a votar en las próximas elecciones. No suben a proponer nada. Sólo a reprocharse mutuamente:

 

diputados-congreso-jg--620x349.jpg
Debería de ser un lugar serio. Para otras cosas están los circos.

Tú eres un corrupto por los ERES. Tú lo eres más por lo de Bárcenas y por lo de Valencia…  y ¿tú que recibes dinero de Venezuela? Y tú tienes manchadas las manos de cal viva.” 

Estas son las perlas que se escuchan en El Congreso de los Diputados día tras día. Pero no se escuchan propuestas serias en materia de educación , ni de empleo. No me parece serio. Continuas disputas y continua animosidad. Lo cuál dificulta la posibilidad de pactos de Gobierno.  Por otro lado tengo que alabar el pacto que se llevó a cabo entre PSOE y Ciudadanos, aunque no soy muy entendido, pero mis matemáticas básicas me llevan a la conclusión de que era insuficiente.

Y llega la gran pregunta, ¿ quien fue el culpable? Lo fuiste tú, o lo fui yo. Lo que tengo claro es que el ciudadano que les voto, no. 

Ellos son los culpables:

demoledor-editorial-de-nyt-culpa-a-las-ambiciones-personales-la-falta-de-gobierno.jpg
Estos señores son los culpables. ¿ Por qué les tenemos que dar una segunda oportunidad?

Han fracasado, que no me vengan a contar milongas de quién ha hecho más para que haya un gobierno estable. Que no me lo creo, que mienten más que hablan. Son unos fracasados políticamente y deberían marcharse, pero ya mismo. Luego me van a exigir responsabilidad, a mí, a ti, a todos nosotros. Cómo me van a exigir algo que ellos mismos no tienen.

Claro y ahora llega la segunda parte de la película. Nuevas elecciones que tenemos que pagar todos los ciudadanos por si incompetencia, se habla de 160 millones de euros. Como si fuera calderilla. Si saliera de sus propios bolsillos seguro que sería distinto. ¿Pero realmente se merecen esa segunda oportunidad? Aquí sólo quiero mostraros lo que han respondido ante esta pregunta los principales líderes políticos de nuestro país. Que cada uno juzgue como crea conveniente:

Gracias a Pilar Portero y Ana Cañil por su magnifico reportaje:

Pedro Sánchez: “Ha habido algunos que hemos contribuido a que el fracaso sea menor. De verdad no se trata de hablar de lo que ha pasado en los últimos cuatro meses ni de echarnos la culpa unos a otros. Vamos a enfocarnos a lo que podemos hacer en estos próximos meses. Insisto, no estoy en el discurso de echarnos la culpa sino de mirar hacia delante”.

Pablo Iglesias: “Si nos presentamos a las elecciones es para que decidan si nos merecemos esa oportunidad o no. Y yo en los juicios de valor no entro”.

Albert Rivera: “Las culpas no se pueden repartir por igual. Yo asumo mi parte, y es que no he convencido a Rajoy y Sánchez para que se sentaran a hablar. Tampoco he conseguido convencer a Pablo Iglesias para que se abstuviera y facilitara la gobernabilidad. No pretendo echar la culpa a nadie”.

Alberto Garzón: “Hay distintas responsabilidades. Nosotros no éramos determinantes. Creo que hemos hecho lo posible con el intento de negociación a cuatro. Yo en absoluto me voy a pasar la campaña echando la culpa a otros”.

Lo que yo pienso y mi humilde opinión es, que se abre un nuevo escenario político en el que todas las cartas se han puesto boca arriba. Ahora ya no vale decir que harán o qué no harán. Se les ha visto el plumero a todos. Se han constatado una serie de actitudes, comportamientos y estrategias que nos van a hacer pensar realmente a quién damos nuestro voto.  Porque yo pienso que ha habido dos posturas enfrentadas totalmente, la política de los vetos y la política de no hacer absolutamente nada, la de ver cómo se desgastan los partidos políticos en unas negociaciones tediosas e improductivas.

Tanto Rajoy como Iglesias no han hecho, ni han dejado hacer nada. Por lo tanto las caras son las mismas, pero yo pienso que el resultado no va a ser el mismo. Puede que me equivoque, pero los ciudadanos ya hemos visto cuál era el objetivo de unos y de otros. Cada uno que valore y vote en consecuencia. Poder y sillones eso es lo único que les interesa. Es triste, pero es así. Poco les importamos los ciudadanos, el paro, las desigualdades sociales, la corrupción de la que ya estamos hasta el gorro.

Y me quiero quedar con una frase que dijo Rosa Díez, en una maravillosa entrevista que le hizo  G. Ortiz Ibáñez el 2 de Marzo del presente año:

IMG_5103-1170x780.jpg

Rosa Díez || Fotografía: Sergio Hevia

En vez de estar pensando en España ellos están pensando en su carrera o trincar, en el sentido político, no peyorativo. Es una inversión de cara a unas elecciones dentro de unos meses, es muy triste, porque a la vez sigue habiendo millones de personas en paro, millones de casas donde no entra ni un céntimo de subsidio y en Cataluña sigue creciendo la desafección entre catalanes, la ruptura de la convivencia en base a unos partidos que quieren dar un golpe de Estado. Mientras España está en esta gravísima situación, ellos están en su mapa electoral, haciendo discursos para los suyos. Es lamentable pero aquí la gente está jugando al mus y España no tiene quien la escriba…

Yo sinceramente la echo de menos. Pero sé que hay personas detrás de los líderes políticos de los principales partidos mucho más válidas que sus propios jefes. Y que si estuvieran éstos ya habría un gobierno en España.

Ojalá sea así y tengamos un gobierno antes de Agosto.

Un abrazo. Muchas gracias por leer mis reflexiones. Y que seáis muy felices.

Hasta la próxima.

Satur Galán

4 thoughts on “Vamos a contar mentiras tralará.

  1. He comenzado a leer tu blog y de las cosas que he leído me han gustado bastantes, sobre todo ese tono de humor con el que empiezas esta entrada. Desafortunadamente existe un punto en el que creo que te equivocas, que sin embargo es la base de tu artículo.
    Creo que no te falta razón cuando criticas a la clase política y recalcas el gran cansancio de la clase obrera española debido a las malas prácticas de nuestros dirigentes. Aún así, difiero en que esta vía política de consenso que propones sea la solución y te voy a explicar por qué:
    En una democracia se debe aspirar al diálogo y al consenso, el problema es que nuestro gobierno representativo ha recibido ese nombre, cuando nada tiene que ver con una VERDADERA democracia. El único poder que ejerce el pueblo español se reduce a la elección de sus representantes, pero aunque se eligiese a un candidato decente se enfrentaría a una serie de poderes ajenos a su mandato que lo condicionarían a la hora de gobernar el país (con esto me refiero sobre todo a los poderes económicos). También existe otro problema que voy a reflejar en la siguiente pregunta, ¿Podemos llamar democracia a un gobierno representativo en el que el pueblo no tienen métodos que aseguren que sus supuestos representantes cumplan con sus promesas electorales o que cumplan con los deseos de su pueblo? Por supuesto que no, la democracia se basa en que el propio pueblo toma sus propias riendas y escoge las decisiones que se van a tomar. Pero en mi opinión, hasta que no acabemos con la burguesía, que es la clase social opresora, no podrá existir democracia alguna en España, porque el verdadero pueblo es el proletariado.
    Un vídeo que ilustra muy bien las diferencias entre una democracia directa y un gobierno representativo es este de aquí, que te recomiendo que veas: https://www.youtube.com/watch?v=k8vVEbCquMw
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario. Acabo de ver el video. No lo había visto. Me ha parecido muy interesante y lo he compartido en mi Facebook. Y tienes toda la razón en una cosa. Nos mienten porque posteriormente a las elecciones no hay nada, ni nadie que les obligue a cumplir con sus promesas electorales. Debería estar controlado y penado. Mentir al ciudadano debería constituir un delito. Pero claro son ellos los que redactan las leyes, no se van a tirar piedras a su propio tejado.
      Gracias por tú comentario. Muy interesante tu punto de vista.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s